cb75_6noti.jpg
25/8/2011 
* ElPortal
Qué hermoso espectáculo vivido en vivo....

Documento sin título

LOS KJARKAS
EN BUENOS AIRES

Por: El Portal
TEATRO “GRAN REX" ARGENTINA
La vida que la vivimos a diario a veces nos trae malas situaciones  y sin sabores, pero  a veces también alegrías que merece vivirlas, más aún estando lejos de la patria amada. Sin duda la presencia de los KJARKAS es un hermoso vivir en vivo.


El sólo escuchar el nombre “LOS KJARKAS”, a uno se le llena el alma de alegría, especialmente de aquellos  que  escuchamos su música y más de aquellos que alguna vez los vieron actuar en vivo, hace minutos conversaba con un boliviano profesional Odontólogo, y le preguntaba cómo se siente el estar lejos de la tierra natal, como siente vivirlo acá, me decía:

-- “la verdad es una cosa salir de turista y vivir en algunos países paseando, y conociendo, pero es otra salir de casa como inmigrante en busca quizá de mejores oportunidades,  acá recién uno se da cuenta de lo que realmente ama de su tierra natal, acá aprendí a querer a mi bandera a mi música y sólo Dios sabe cómo me siento cuando escucho mi Himno Nacional o la presentación de algún grupo de , música boliviana que viene de nuestro país.”


Así siente una buena parte de los inmigrantes por estos lados de Argentina. Pero vale la pena conocer una breve historia de este hermoso grupo Folclórico Los Kjarkas, que son la representación más elocuente de la música típica boliviana, con una variedad musical espectacular, que sólo ellos saben hacerlo.


Los Kjarkas es un grupo musical boliviano fundado en Capinota (Bolivia) en 1965 por los hermanos Hermosa: Wilson, Castel y Gonzalo (2/10/1950), más Édgar Villarroel. El nombre del conjunto tiene su origen en la palabra kharka, del quechua sureño, que significa "temor o recelo". o también "temblor".

En principio, Los Kjarkas surgió como una necesidad distractiva para sus integrantes, yendo de pueblo en pueblo con el deseo de poner énfasis en el folclore, tocaban lo que la gente pedía, "zambas argentinas", pues la música autóctona de Bolivia se quedaba en las carnestolendas (carnaval), y aún no se tenía el goce para el día a día, sin embargo poco a poco llegaron las peñas y comenzaron a hacer énfasis en ritmos más propios del país como las cuecas, wayñus o bailecitos de compositores como Simeón Roncal, Gilberto Rojas o Teófilo Vargas.

Según la biografía contada por los propios fundadores, se revolucionaría el pensar y el sentir de todos los seguidores de la música boliviana, puesto que los Kjarkas comenzaron a imponer un estilo diferente, una nueva forma de interpretar la gran música boliviana que ahora es escuchada en todo el mundo.

El Grupo actualmente se encuentra conformado por: Gonzalo Hermosa G., Elmer Hermosa González, Gastón Guardia Bilboa, Makota Shishido, Lin Angulo y Gonzalo Hermosa Camacho Jr.


Es así como se siente a Bolivia fuera de ella, esta presentación de este famoso grupo de los Kjarkas hizo nuevamente historia , Argentina país en el que se encuentra la mayor parte de los inmigrantes bolivianos, una vez más pudo oír y disfrutar de su música, sin embargo no todos pudieron ser partícipes directos ya que las entradas para su actuación en el Teatro GRAN REX de Av. Corrientes en Capital Federal solo abarcaba a 3.300 espectadores y con semanas de anticipación se habían agotado las entradas, era muy penoso  ver gente en la en el lugar frente al teatro  en busca de entradas, gente por ahí que tuvo que viajar 2, 3 horas para oírlos, una muchacha con su madrecita querida que lloraba al no poder hacer que su madre pueda verlos y oir actuar al conjunto, y al no poder disponer de las entradas para el acto. Se miraba a muchos hermanos bolivianos portando imágenes de su grupo favorito, gorros con el logo de los Jkarkas, sombreros y mucha bandera boliviana que el sólo estar ahí a uno que de verdad lo siente se le hacía nudos en la garganta.
La hora ya llegaba y la gente presurosa hacía colas para poder ingresar y acomodarse para disfrutar de este hermoso evento, en cada rostro se miraba algo inusitado ver en este hermoso país argentina, olvidarse un poco del diario vivir agitado y a la corrida, la gente tenía un poco de sosiego y tranquilidad, pero ya una vez adentro empezaba a latir el corazón con más fuerza, al oír el bullicio de ¡VIVA MI PATRIA BOLIVIA!,


Son las 21 y 10 minutos ya estamos adentro en el teatro, y justo se abren las cortinas del escenario, y aparecen ¡LOS KJARKAS!!, si estabas ahí, seguro que no entendías a nadie, al verles gritar, llorar, cantar, aplaudir, vitorearlos, pues era una imagen muy pocas veces vividas y especialmente por nuestra comunidad, que vino a este país a trabajar y trabajar.

Ya en el escenario  Gonzalo Hermosa el papá mayor de los Kjarkas, empieza cantando y se escucha el coreo de toda la gente, así empieza esta actuación llena de emociones incontenibles, más luego el mismo Gonzalo se permite hablar y saludar a toda la gente presente y a quienes no pudieron estar con ellos, para entonces solo se miraban los flash de las cámaras fotográficas que sentían tenerlos cerca de ellos a cada uno de los integrantes de este famoso grupo.

El desarrollo de la actuación con cada tema cantado se hacía cada vez más emotivo, por ahí alguna persona tuvo que ser sacada del lugar para ser atendida por los médicos de guardia porque  la emoción le hizo desesperarse y le empezó a sangrar la nariz, son cosas que pasaban y muchos no se daban cuenta por la emoción que vivían en cada momento.
Pudimos ver a gente no boliviana también en el evento, que por ahí conversándome decían “sabe que esta es la quinta vez que los veo actuar, voy donde tocan ellos”, era un Argentino ya grande que cantaba y bailaba junto a los paisanos que estaban en el teatro.


Ya  pasadas las 11 de la noche se acercaba lo que nadie quería que  pasara, la conclusión de la presentación del grupo, el tema “BOLIVIA”, fue una de las últimas en ser cantadas y reflejar ese momento vivido en tan difícil, que él sólo vivirlo sentías un rass en todo el cuerpo, 23 y 15 horas se van despidiendo  pero la gente los vitorea y nadie se mueve, se van cerrándolas cortinas del escenario y a la gente grita que vuelvan y vuelvan, había concluido su actuación, una noche vivida a pleno y muy sentida en el corazón.

Es media noche y nuestra gente mayormente de la provincia y a esta hora viajar se complica un poco. Pero no importa, vivimos un espectáculo que en años no lo habíamos visto. Un padre de familia me decía “sabe que les traje a mis hijas que nunca los vieron actuar, y no sabe como lloraban, ellas viven acá hace 20años, nacidas en mi patria Bolivia, pero para ellas los Kjarkas es lo máximo”.

Y así mucha gente se manifestaba, será hasta otra vez cuando tengamos no solo a los Kjarkas acá sino cuando podamos vivir nuestra música y sentir a nuestra Bolivia cerquita del corazón.





print.gif  friend.gif