al-2noti.jpg
27/3/2013 
Por: Lic. Alberto Ponce
Para algunos no es tan fácil ser boliviano y vivir en buenos aires, se ven afectados por algunas incomodidades...

Documento sin título

 

1.2: SER BOLIVIANO EN BUENOS AIRES

Para algunos no es tan fácil ser boliviano y vivir en buenos aires, se ven afectados por algunas incomodidades, algunas dificultades que perturban su vida cotidiana.

            El Lic. Alberto Ponce destaca diferentes formas de responder a esta exigencia, algunas son mejores que otras, entre las más nocivas encuentra respuestas que provocan dolor y un gran malestar.

EL CASO: -------------------------------

Este es el caso de Germán M., alumno de segundo año en una escuela secundaria ubicada en la calle Boedo, en forma sorpresiva, un compañero, Carlos, un buen amigo,  le pregunta, “…che Germán, vos sos boliviano no…?”.
             La pregunta sorprende a Germán, quien queda mudo,  se le desarma la sonrisa, mira a Carlos a los ojos, parece no haber entendido bien, su amigo sonríe, espera una respuesta rápida, solo hizo una pregunta simple, se trata de pura curiosidad, Germán traga saliva, no sabe qué decir, se le pone la mente en blanco, mira al piso, busca una respuesta, no la encuentra, hace un esfuerzo por concentrarse y recomponerse.
            

Por fin, tras unos segundos que le parecen minutos, responde balbuceando, “..no…, mis padres son de Jujuy, yo nací acá…”, no le resulta muy convincente su respuesta  y entonces  agrega, “…no…., yo nací acá, en Buenos Aires….”, todavía tiene la sensación que tiene que decir algo más, para que no queden dudas, pero no se le ocurre nada.

          Esa misma noche,  sin motivo alguno,  tiene una discusión muy fuerte con su padre y después se niega hablar con su madre, se va a dormir muy molesto aunque no tiene claro cómo fue que llegaron a ese conflicto.

          A la mañana siguiente, mientras se prepara para ir a la escuela, se queda detenido frente al espejo un momento más de lo habitual, intenta acomodar su pelo con gel y aunque intenta variantes a su peinado, no queda conforme, se va muy enojado, se siente muy cansado y piensa, muy ofuscado “..ojalá no tuviera que ir hoy a la escuela, ojalá no tuviera que ir nunca más..”
        -----------------------------------------------------------------
             Comentario: se trata de una escena en la que Germán, sorprendido, respondió por su Ser Boliviano en Buenos Aires de una forma que denota en él un marcado malestar y signos de perturbación.
                                                                                 Lic. Alberto Ponce

Escríbeme a mi mail Mi MAIL: ablponce@gmail.com


 




print.gif  friend.gif